LOGIA AUZOLAN Donostia-San Sebastián- LE DROIT HUMAIN

Solsticio

Solsticio

 

Hermanas y Hermanos. En este momento, en que nos sentimos enraizados en un encuentro cíclico en que la Naturaleza renueva potente una esperanza de Luz y Calor, nos encontramos aquí, en grupo, en esta logia que nació un día al Or. De Donostía San Sebastián, unidos fraternalmente en Paz, en un sólido pacto íntimo de los unos con los otros, para que así, todos juntos, hijos del Cielo Estrellado y de la Tierra y el Agua, sepamos despertar el Fuego en nuestros corazones y proyectar un Arco Iris en el horizonte.

Hermanos hoy celebramos el Solsticio de Verano, en ese intervalo entre la plantación y la cosecha, y lo estejamos abandónanos a una alegría ingenua, pero sabia, que emana de lo más primitivo que hay en nosotros, hermanos masones..

Porque hemos aprendido, año tras año, y lo sabemos, que observando los ciclos, y las estaciones como reflejo de nuestros propios ciclos, y de nuestras estaciones, seremos también nosotros, cada uno de nosotros Solsticio. Y sabremos también ser guardianes de la Tierra, para protegerla y respetarla, y proteger y respetar también a todos los seres vivos.

Y en ese sentido vayamos felices a saltar la hoguera en este día el más alegre del año… y al saltar cantemos “ Zarra Barrura, Gaztea Kanpora” mientras dejamos caer al fuego todo lo negativo de este año iniciando así un nuevo ciclo… lo joven, alegre, sale a recorrer la vida…. Y lo celebramos con hogueras, si se queman bien nos  anunciaran buena suerte para el año que viene y como dice la tradición de estos lugares “el Sol saldrá bailando” por ello dicen en Altzo ( Bihar ere, zuek jaikitzerako, eguskiak dantzan egingo duk). “Mañana también para cuando os levantéis, bailará el sol “. Y ya será para todo el año que viene nuestro cómplice y aliado.

La RL Auzolan quiere enviar este sencillo de mensaje a todos los masones esparcidos por los cuatro puntos cardinales, para que sepan vivir y experimentar esta bisagra de los tiempos, felices y contentos, y comprendamos así mismo, cada uno de nosotros mismos, la importancia de su enseñanza profunda, la de vivir en armonía con los ciclos de la Naturaleza en nuestro interior así como con Amor y respeto por todos sus habitantes, para caminar juntos hacia un futuro de Libertad, Paz y Justicia.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: